Delegado de Guaidó ante la OEA denuncia operativa de Hezbolá y EI en Venezuela

El representante permanente de Venezuela ante la OEA, Gustavo Tarré, designado por el líder opositor Juan Guaidó, aseguró el jueves que Hezbolá y el grupo Estado Islámico (EI) operan en territorio venezolano, señalando que el país se ha vuelto «un centro importante del terrorismo mundial».

Tarré dijo esto durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), convocada por Colombia, Estados Unidos y la propìa Venezuela para analizar «el rol de los actores externos» en el país sudamericano, sacudido desde enero por una puja por el poder entre Guaidó, reconocido por medio centenar de países como presidente interino, y el mandatario Nicolás Maduro.

El representante permanente de Venezuela ante la OEA, Gustavo Tarré, designado por el líder opositor Juan Guaidó, habla en la sede de la organización en Washington el 23 de abril de 2019.

Venezuela se ha convertido «en un factor de desestabilidad para la paz de toda la región», afirmó Tarré, destacando la injerencia de Cuba, Rusia e Irán, todos aliados de Maduro.

«La prueba más visible» es el traslado a Venezuela del conflicto interno de Colombia, que tiene fuertes lazos con la revolución cubana: actualmente, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), última guerrilla colombiana activa, está presente en tres de los 23 estados venezolanos, dijo.

Pero Tarré señaló que Venezuela también «se ha involucrado en conflictos extracontinentales como el de Siria, en actividades en contra de la existencia del Estado de Israel, y en una relación muy privilegiada con Irán», afianzada tras la salida el año pasado de Estados Unidos del acuerdo con Teherán y otras potencias para frenar el desarrollo nuclear iraní.

«Desde esa fecha la presencia de técnicos en minería iraníes se ha incrementado en Venezuela de manera absolutamente perceptible», señaló.

Y agregó: «Conocemos también de la existencia de centros de entrenamiento y de suministro de identidad a terroristas de Hezbolá, del Estado Islamico, conocido por sus siglas en inglés ISIS, que han hecho de Venezuela un centro importante del terrorismo mundial».

A principios de febrero, dos semanas después de que Guaidó invocara la Constitución y se declarara presidente interino tras considerar un «fraude» la reelección de Maduro, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que Hezbolá estaba activo en Venezuela.

Entonces, Maduro, cuyo mandato es desconocido por Estados Unidos, pero apoyado entre otros por Hezbolá, definió al grupo chiita libanés cercano a Teherán como «un partido político legal» y destacó la existencia de una comunidad libanesa en Venezuela.

Tarré alertó sin embargo a los miembros de la OEA de la «amenaza» que supone para la región esta interferencia extranjera.

«No se limita a las fronteras venezolanas, es poner pie en el continente americano, en el hemisferio occidental», dijo.

© Agence France-Presse